Inicio / Blog / Aceleradoras: el éxito de la maduración del negocio

Aceleradoras: el éxito de la maduración del negocio

December 2015

Si en una incubadora nacen y toman forma, en una aceleradora de negocios los proyectos emprendedores maduran y se establecen a través de una actividad intensiva.

Para entender mejor la diferencia entre una y otra, Luis Carlos Barquero, Founding Partner de Grupo Stratos explica que “ambas ocurren en momentos diferentes del ciclo de vida del emprendimiento. Las incubadoras atienden a empresas que no han nacido o acaban de nacer; las aceleradoras se enfocan en empresas más avanzadas, que cuentan con un modelo y plan de negocios más sólido”.

Aunque hay similitudes con los servicios de soporte que presta la incubadora, una de las características destacadas de la aceleradora es el contacto directo con ángeles inversores.

“Una aceleradora apoya a emprendimientos para hacerlos crecer. Para esto, se ofrecen herramientas como consultoría, capital y hasta espacio de oficina” continúa Barquero.

En Costa Rica existen instituciones tanto públicas como privadas que cuentan con servicios de apoyo para empresas que estén en una etapa donde requieran aceleración.  

El proceso de aceleración de un emprendimiento

Ahora, es importante que los servicios brindados a los emprendimientos se apliquen intensivamente, para asegurarse que el proceso se terminará en un menor tiempo del que le tomaría afuera de la plataforma. Al concluir el periodo, el negocio podrá estar listo para captar capital. Por eso se habla de madurez empresarial.

La implementación de un método de negocio también marca la diferencia en una aceleradora, pues se busca que el nuevo proyecto logre sus objetivos en un menor tiempo. En una aceleradora:

  1. La idea toma forma. Todos los conceptos que se incluyen en un plan de negocios se cubren en esta etapa para trazar el rumbo.
  2. Se resuelve el ‘cómo’. A partir de los objetivos definidos en la primera etapa, se siguen los planes que pondrán en marcha la comercialización de la idea.
  3. Se testea el producto o servicio. El bien que traerá los ingresos a la empresa debe construirse con el expertise y orientación de la aceleradora.
  4. Se lanza al público. Aquí se busca el canal de comercialización definido en las tres etapas anteriores y se lanza el producto al público.
  5. Innovación continua. A través de mentores y equipo de apoyo, se termina de perfilar la oferta de valor para que un inversionista opte por ella.

Cuatro aportes de una aceleradora:

 En esencia, una aceleradora debería suplir al emprendimiento:

  1. La empresa seleccionada obtiene capital para seguir operando.
  2. Un espacio físico donde la empresa acelera su cambio de etapa.
  3. Capacitación: Mentores y facilitadores participan de la formación del emprendedor.
  4. Un grupo multi-disciplinario de profesionales contribuye al crecimiento del proyecto.

 Las empresas que fueron sometidas a procesos de aceleración suelen presentarse en rondas finales de foros de emprendedores o bien, reciben los contactos de inversionistas para culminar la captación de fondos que necesitan para constituirse como empresas.

Como emprendedor, es importante preguntarse: ¿cuál es la forma más efectiva para lograr la escalabilidad de su proyecto? ¿Me encuentro en una etapa de incubación o estoy listo para una aceleradora de negocios? ¿Cuándo es el momento de crecer?

Madurar o crecer. Puede ser momento de aprovechar la guía y el conocimiento de los expertos.

Agregar Comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
15 + 2 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

SUSCRÍBASE AL BOLETÍN